850 imputados por navegar con titulaciones náuticas falsas

La Guardia Civil ha asestado un nuevo golpe a las tramas mafiosas que se dedican a expedir títulos falsos de náutica recreativa. La última operación llevada a cabo contra la falsificación de títulos tuvo su origen en Cádiz y afecta a 29 provincias, varias comunidades autónomas e incluso a capitanías marítimas.

Guardia Civil Servicio Marítimo

Según informa Cadena SER, por ahora la operación Sextante, coordinada por el Juzgado de Instrucción Número 2 de Cádiz y llevada a cabo por agentes de la Guardia Civil, ha supuesto la detención de 22 personas y su posterior pase a disposición judicial, acusadas de estafa y falsificación de documento público. A ellos se suman 851 imputados, correspondientes a las personas que han navegado con una titulación falsa, unos a sabiendas y otros sin conocimiento del acto delictivo.

Las investigaciones se iniciaron en octubre de 2014, coincidiendo con la publicación del Decreto de titulaciones náuticas de recreo. Por aquel entonces se puso en conocimiento de la Guardia Civil que un ciudadano residente en Cádiz y relacionado con el mundo de la náutica recreativa estaba expidiendo titulaciones náuticas: Licencia de navegación, PNB, PER, Patrón de yate y Capitán de yate. Previamente, el ahora acusado y cabeza de la trama, exigía a quienes querían un título náutico una cantidad de dinero con los que quedaban exentos de realizar el examen de oficial de patrón.

Las investigaciones llevadas a cabo a partir de las premisas de estafa pudieron determinar que la red se extendía mucho a más allá de los límites de la provincia gaditana. Se trataba de un gran número de personas, todas relacionadas con la náutica, que percibían importantes cantidades de dinero a cambio de imprimir títulos falsos, y consecuentemente dar atribuciones de patrón de barco sin que los tripulantes tuvieran los conocimientos y habilidades necesarias para el ejercicio de sus funciones.

En varias comunidades autónomas se dio la voz de alarma de que se estaban detectando títulos otorgados a personas cuyos datos no aparecían en las bases de datos y que no habían realizado los exámenes oficiales correspondientes, ni las prácticas de navegación y radiocomunicaciones exigibles para cada titulación.

La Guardia Civil ha procedido recientemente a llevar a cabo una veintena de detenciones, dentro de la operación Sextante, acusadas de emitir los títulos falsos (falsedad en documento público) y estafa, con ánimo lucrativo ilegal. Además se ha imputado a todos los que pagaron por los títulos falsos, a sabiendas de que no tendrían que realizar exámenes oficiales. Si bien no todos eran conscientes de la estafa.

Según ha podido determinar la Guardia Civil, a muchos de los estafados se les hacía un examen con plantillas similares a las utilizadas en los exámenes oficiales de la Junta de Andalucía, en la misma fecha, pero con una diferencia de unas horas, con lo que se podían conocer las preguntas realizadas en la prueba oficial. La trama tenía incluso un falso tribunal examinador. La Guardia Civil apunta a que parte de los miembros de esos falsos tribunales actuaban bajo amenazas y coacciones, procedentes de las federaciones de moto náutica y vela de las que eran miembros, con la consecuencia de perder su puesto de trabajo si no participaban en el complot.

A las personas que han estado navegando como patrón de navegación básica, patrón de embarcaciones de recreo, patrón de yate y capitán de yate sin el carné oficial se enfrentan a fuertes multas, según lo recogido en el régimen sancionador de la Ley de Puertos del Estado y de la Marina Mercante, a tenor de haber ejercido funciones para las que no estaban autorizados, no tener los conocimientos y no haber realizado las pertinentes prácticas obligatorias.

La operación se ha desarrollado con detenciones e imputaciones en Andalucía, Valencia, País Vasco, Murcia, Cataluña, Galicia, Asturias, Ceuta y Melilla, cuyos departamentos responsable de titulaciones náuticas de se han visto afectados, además de la Dirección General de la Marina Mercante. Especial mención merece el caso del Ayuntamiento de San Fernando (Cádiz) al que miembros de Protección Civil lograron engañar para recibir subvenciones destinadas a cursos náuticos de recreo que nunca se celebraron.

Desde Academia náutica Marinos hacemos un llamamiento a la cordura a todas aquellas personas que quieran obtener un título de patrón de barco. Los precios excesivamente bajo, las promesas de que no hay que hacer exámenes y prácticas ridículamente cortas son una señal de que se puede estar siendo objeto de una estafa.

No se deje engañar, confíe la formación teórica y realización de prácticas oficiales a Academia náutica Marinos, Centro de Enseñanzas Náuticas autorizado por el Instituto Andaluz del Deporte. Con nosotros su título está seguro.

Marinos academia náutica en Huelva y Sevila PER, PNB, PY, CY