Inspección de embarcaciones de recreo en España

La inspección de embarcaciones de recreo consiste, en general, en un examen más o menos profundo del estado de funcionamiento o de conservación de aquello que se inspecciona.

¿Qué es la inspección de embarcaciones de recreo?

En España la inspección de embarcaciones de recreo reglamentaria está,  regulada por el Ministerio de Fomento a través de la Dirección  General de la Marina Mercante. Alcanza todo tipo de buques y embarcaciones civiles e incluye obviamente a las embarcaciones de recreo, pero con la particularidad de que las inspecciones en servicio, es decir, aquellas que tienen por objeto demostrar periódicamente que la embarcación sigue cumpliendo con las condiciones para las que fue autorizada a navegar. No son realizadas por el personal de la Dirección General  de la Marina Mercante, sino por entidades colaboradoras expresamente autorizadas.

>>Oferta cursos náuticos: PNB online | PER online | PY online<<

Inspección de embarcaciones de recreo ITB

La actividad de la Dirección General de la Marina Mercante, y por consiguiente la de las entidades colaboradoras, se basa en la Ley de Puertos del Estado y de la Marina Mercante (LPEMM). La estructura de este organismo incluye unas Capitanías Marítimas, a través de las cuales se gestiona cualquier trámite relativo a la embarcación: abanderamiento, registro, cambio de titularidad, etc.

Tan solo en embarcaciones de recreo refrendan el certificado de navegabilidad empresas privadas.

Pueden ser entidades colaboradoras aquellas que cumplan con los requisitos establecidos en el Real Decreto 1434/1999, que se puede resumir como sigue:

  • Independencia respecto a otros agentes del sector náutico, tales como astilleros, varaderos, gestorías, aseguradoras…
  • Personal cualificado (se exige titulación universitaria).
  • Plan de formación permanente.
  • Medios y equipos convenientemente calibrados.
  • Imparcialidad.
  • Póliza de seguro de responsabilidad civil.
  • Cobertura nacional, con suficientes centros completamente equipados que cubran un radio de acción de 200 km como máximo.
  • Sistema de calidad implantado.
  • Solvencia económica (demostrada mediante un aval bancario).

Estos requisitos deben acreditarse previamente ante la Entidad Nacional de Acreditación (ENAC), además de demostrar anualmente su cumplimiento mediante auditorías realizadas por ENAC y por las Capitanías Marítimas, lo que garantiza el control efectivo de su actividad por parte de la Administración.

Todo ello provoca que, necesariamente, el precio de la inspección de embarcaciones de recreo sea necesariamente elevado, a ojos del usuario es la parte negativa, aunque debemos ser conscientes de que el precio de la inspección representa tan solo una pequeña parte de los gastos que tenemos que hacer frente por utilizar una embarcación.

gestoria nautica marinos ingenieria naval

Planificación de la inspección

El aspecto más importante a tener en cuenta a la hora de planificar la inspección de embarcaciones de recreo de nuestra embarcación es que la obra viva del casco es uno de los elementos más importantes que deben ser reconocidos, y ello sólo es posible, evidentemente si la embarcación se encuentra fuera del agua.

Es por ello aconsejable, cuando tengamos previsto realizar la varada para efectuar los trabajos habituales de limpieza y pintado, aprovechar también para revisar si nuestro certificado de navegabilidad se encuentra ya caducado o próximo a caducar, en este caso efectuar el reconocimiento obligatorio para su renovación.

Concertar día y hora

Una vez haya revisado el certificado y entienda que debe pasar el reconocimiento de su embarcación, deberá concertar el lugar, un día y una hora.

Conviene saber que la inspección de embarcaciones de recreo consta normalmente de dos fases: una a flote y otra en seco. Por ello, es muy recomendable concertar cita el mismo día que:

  • Se saca la embarcación del agua, o bien
  • Se pone de nuevo a flote.

De este modo es posible realizar ambas fases, a flote y en seco, durante la misma visita.

comprar un barco de segunda mano - gestoria nautica

El inspector lo agradecerá

Siempre es recomendable tratar de conseguir una actitud positiva y buena predisposición por parte del inspector durante el desarrollo del reconocimiento. Para conseguirlo, nada mejor que poner en práctica los siguientes consejos que facilitarán enormemente la labor del inspector:

  • Concertar cita con una antelación razonable siempre facilita la programación del inspector.
  • Mantener el interior de la embarcación limpio de suciedad y en orden, con el equipamiento de seguridad, salvamento, contra incendios y material náutico a la vista, ahorra tiempo al evitar tener que ir rebuscando por armarios, tambuchos y rincones en algunos casos de difícil acceso.
  • Tanto si la embarcación se encuentra a flote o en seco, disponer de un medio cómodo y seguro de acceso a bordo. Una escalera en condiciones, bien sujeta a bordo.

Si quieres que tu barco se someta a la inspección de embarcaciones de recreo puedes ponerte en contacto con el departamento de Ingeniería Naval de Marinos o solicitar información y cita previa mediante el formulario de contacto. También tienes disponible el teléfono de nuestro inspector de ITB: 606 213 773, o su correo electrónico: jcontreras@eurocontrol.es

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *