Trims Tabs o Flaps en embarcaciones de recreo

En las embarcaciones de recreo, especialmente las que puramente a propulsión mecánica, la velocidad es un factor destacado. La tecnología naval ha avanzado mucho en ese sentido, incluyendo en los barcos apéndices como los flaps o trims tabs. Unas pequeñas aletas situadas bajo el espejo de popa que contribuyen a trimar y adrizar el barco, además de aportar estabilidad.

Resistencia y ahorro

Una de las características en las que se fijan los fabricantes de embarcaciones de recreo y los ingenieros que se ocupan de su diseño es la perfección en el casco. Una perfección que pasa por crear un casco cuya obra viva ofrezca la menor resistencia al agua. Baste tener en cuenta la corriente de arrastre -que se estudia en el curso del PER-, que supone una de las limitaciones al avance del barco.

>>Oferta cursos náuticos: PNB online | PER online | PY online<<

Partiendo de la idea anterior de disponer de un “casco perfecto”, se comprende como lógico que añadir cualquier apéndice en la obra viva no favorece a la navegación del buque. Sin embargo, los flaps cumplen una función tal que, aún siendo apéndices añadidos al casco, favorecen el ahorro de energía (combustible) y mejoran la navegación. Esta disyuntiva es posible dado que los flaps actúan mejorando el trimado del barco. Es decir, propiciando un equilibrio entre el calado de proa y popa durante la navegación.

Es conocido que las embarcaciones de alta velocidad sufren un hundimiento importante de la popa durante la navegación, debido entre otros factores a la corriente de aspiración, por el vacío creado por la hélice. De esta forma el barco tiende a enfrentar el casco al mar, restante un importante avance.

flaps

¿Cómo aprovechar los flaps en el barco?

Los flaps solo son útiles cuando el barco navega a alta velocidad. Por sí solos, instalados en el casco de la embarcación, su función es nula. Sin embargo, la corriente de agua que incide sobre la cara de los flaps hace que, al encontrarse estos a popa, se experimente una fuerza que empuja al agua hacia abajo y al barco hacia arriba, consiguiendo la estabilidad del buque. Este principio también se utiliza en los buques mercantes, pero en este tipo de barcos los flaps se sustituyen por el bulbo de proa, logrando el trimado del barco.

La utilización de los flaps supone que se reduce la ola de popa, restando resistencia al avance y ganando en autonomía, y sobre en comodidad y estabilidad para las personas que participan en la navegación.

Estos flaps pueden ser fijos, de forma que se regulan cuando el barco está en varadero, o móviles, con control desde la consola de mando (automático o manual), de forma que se puede optimizar su uso, modificando el ángulo de ataque, en función de la velocidad del barco.

Una alternativa a la instalación de flaps en el espejo de popa (uno a cada banda) es el uso de motores fuera borda o colas de intra-fueraborda con flaps integrados, que contribuyen a optimizar la navegación, especialmente en embarcaciones de planeo o alta velocidad.

¿Quieres saber si tu barco puede utilizar flaps? Consulta con nuestro servicio de Ingeniería Naval e ITB, ofrecido por Gestoría Náutica Marinos.

Deja un comentario