• Address: Cádiz, Madrid, Alicante
  • Email: info@marinos.es
  • Timing: Lunes a Viernes: 08.30 a 14.30

¿Por qué los marineros creen que cambiar el nombre de un barco es mala suerte?

Cuando hablamos de cambiar de nombre un barco no nos estamos refiriendo a cambiar de titular. Eso es hacer una transferencia de propiedad de la embarcación. Aquí nos referimos al nombre que tiene el propio barco, que tradicionalmente ha sido calificado de mala suerte el cambio de denominación

El nombre de un barco: ¿identidad, amuleto o símbolo?

La superstición de que cambiar de denominación a un barco es mala suerte tiene sus raíces en la tradición marítima. En la antigüedad, los barcos se consideraban seres vivos, y sus nombres se asociaban con su personalidad y destino. Por lo tanto, cambiar el nombre de un barco se consideraba un acto de profanación que podía provocar la ira de los dioses o espíritus del mar.

Hay varias razones específicas por las que se cree que cambiar el nombre a un barco es mala suerte:

  • El nombre de un barco es su identidad. Al cambiar el nombre, se está despojando al barco de su identidad y su historia. Esto puede confundir a los espíritus del mar, que pueden no reconocer al barco y, por lo tanto, no protegerlo.
  • El nombre de un barco puede ser un amuleto de buena suerte. Algunos barcos tienen nombres que se consideran de buena suerte, como “Triunfo” o “Afortunado”. Cambiar el nombre de uno de estos barcos puede eliminar su amuleto de protección.
  • El nombre de un barco puede ser un símbolo de su propietario. Los marineros a menudo eligen nombres para sus barcos que son significativos para ellos o sus familias. Cambiar el nombre de un barco puede ser visto como una traición al propietario original.
Cambiar el nombre a un barco, una cuestión de superstición

Dos ejemplos de mala suerte

Uno de los ejemplos más famosos de un barco que tuvo mala suerte después de cambiar su nombre es el RMS Titanic. El Titanic fue originalmente llamado RMS Gigantic, pero su nombre fue cambiado después de que el buque gemelo del Titanic, el RMS Olympic, chocara con un crucero en el puerto de Southampton en 1911. El Titanic se hundió en su viaje inaugural en 1912, matando a más de 1.500 personas.

Otro ejemplo es el USS Yorktown, un portaaviones de la Armada de los Estados Unidos que participó en la Segunda Guerra Mundial. El Yorktown fue originalmente llamado **USS ** Hornet, pero su nombre fue cambiado después de que el Hornet fuera hundido por un submarino japonés en 1942. El Yorktown fue hundido por los japoneses en 1942, pero fue reflotado y reparado. Sin embargo, fue hundido nuevamente por un ataque aéreo japonés en 1944.

Superstición y ciencia

En la actualidad, la superstición de que cambiar el nombre a un barco es mala suerte sigue siendo popular entre muchos marineros. Sin embargo, no hay evidencia científica que respalde esta creencia. De hecho, hay muchos barcos que han cambiado de nombre sin sufrir ningún accidente o desgracia.

A pesar de la falta de evidencia científica, la superstición de que cambiar el nombre a un barco es mala suerte sigue siendo una creencia popular. Esto se debe a que la superstición es a menudo una forma de lidiar con la incertidumbre y el peligro del mar. Al creer que cambiar el nombre a un barco es mala suerte, los marineros pueden sentirse más seguros y protegidos.

Pero si quieres cambiar el nombre a tu barco a pesar de lo que te hemos contado, en Gestoría Náutica MARINOS.ES podemos hacerlo. Y ya nos contarás tu suerte…

Tags: